lunes, 30 de marzo de 2009

BREATHING SPACE FOR NATURE?/ ¿UNA PAUSA PARA LA NATURALEZA?

BREATHING SPACE FOR NATURE?
Ricardo Montaudon, Subdirector General de RCI para Latinoamérica y el Caribe, an International Real Estate Consultants at a Workshop held in Puerto Vallarta: Sales for Luxury Real Estate in the area in will drop 20% in 2009 compared to last year. Mexico has a large inventory of condos, second homes and time share products, worth 7.5 bio US$. One third of it in the area of Vallarta and Riviera Nayarit. Improved exchange rate and price reductions do not seem to help to get rid of this overhang.
More tourists expected, spending less, though.
¿UNA PAUSA PARA LA NATURALEZA?
El sector inmobiliario en la Riviera Nayarit y Vallarta no escapó la crisis económica. Disminuirá hasta en 20% la venta de propiedades turísticas de lujo. Productos como tiempos compartidos, completos o segundas casas y propiedades fraccionales observarán una menor demanda debido a la cautela de los compradores, tanto extranjeros como nacionales.
De acuerdo con estimaciones de la consultoría inmobiliaria de turismo, RCI, en México hay un inventario de propiedades equivalente a 7 mil 500 millones de dólares, de los que en esta región se ubica al menos una tercera parte. El tipo de cambio favorable al dólar y la reducción de precios no parecen tener ninguna influencia positiva para vender. Por otro lado se espera más turistas en la región, que gastan menos.
Rodrigo López Becerril/ en “Vallarta OPINA”, 28.03.09
MÁS/ MORE:
http://www.vallartaopina.net/index.php?mod=sec&cat=loc&ele=2847

viernes, 27 de marzo de 2009

MARKET BELLWEATHER

First published in Jan 09 by Hazen Colbert in http://vallartarealestate.wordpress.com/
Grupo Iberostar Pulls out of Litibú

Litibu is a major development adjacent to the Four Seasons Resort in Punta de
Mita.Litibu was being developed as a stand alone resort with at least three hotels, two condo developments, townhouse condos and golf courses. The Litibu project was a joint venture involving Mexico’s tourism and land development crown corporation, Fonatur, and one of the world’s largest resort developers, Group Iberostar, among others.
As a result of poor sales and slow cash flow, Grupo Iberostar is walking away from the Litibu project. We do not have further details except to say the Iberostar was not able to find a buyer for their share in this partially completed project and is unwilling to commit any further money to the development.
There are condo projects on the site including La Tranquila. HSC Financial attempted a site visit at La Tranquila in March of 2008 to confirm construction progress and we were denied entry to the grounds without attending a sales presentation. At the time, we had very serious concerns about claims made regarding sales-to-date and construction progress.
We are unable to report on the status of sales contracts for Litibu sub-projects.
Any developments to any projects related to Litibu should have no further funds advanced. If any cash has been advanced, it is probably lost, however we recommend that you hire a local solicitor in an attempt to recover money or to at least document losses.
Hazen S. Colbert lives in Mexico and Canada. He is Managing Director of HSC Financial (Canada) Inc., and its Mexican subsidiary HSC & Associates
________________________________________________________.

COMMENT by Horst G. Steinmeyer
Coordinador ALIANZA de la Costa Verde
The success story of Riviera Nayarit is about to convert itself into a another bubble. ´Pull out´, ´walk away´ and ´bankruptcy´ means ´negative´ investment, doesn´t it ?, i.e. figures published, like the supposedly 350 mio US$ investment committed to 35 projects in 2008 aren´t true anymore, don´t think anybody runs a check on those figures anyway.
´Pull out´ of a major investor in Litibu (Iberostar) and bankruptcy of another (Martinsa-FADESA), who together bought about 80% of the Litibú (Riviera Nayarit) lots from FONATUR about 2 years ago, with promises of multimillion investments in hotels, condos, villas and for massive employment opportunities in the region makes us think that SECTUR, FONATUR and especially the Governor of Nayarit are running the risk of ending up in a ´dream world´.
Everybody in the business knows: There were other ´fold-ins´ in 2008. And there will be more during this year.
Actually we think that this represents a GOLDEN OPPORTUNITY to do some of the pending homework (infrastructure, black water treatments, solve the garbage problems and fresh water issues, spur a true economic community development process like Punta de Mita Foundation starts doing, incl. work on social, cultural, and above all public security issues, prevent further destruction of mangroves, of protected rain forest and fauna, curb increasing beach pollution, etc., etc) …. before starting to promote ´Riviera Nayarit´ again, …. by then, hopefully, coming closer to promises made.

ALIANZA de la Costa Verde: Una red de asociaciones civiles y personas, que promueve el Desarrollo Sustentable en la Bahía de Banderas y Costa Sur de Nayarit.

Oportunidades de Negocio con Calidad. Hiervas de Olor. !FELICIDADES a los EMPRENDEDORES!

jueves, 26 de marzo de 2009

DREAMS

http://www.nayaritenlinea.net/2008/index.php?option=com_frontpage&Itemid=1

Desarrollo NO- sustentable NI competitivo en Nayarit.

REFLEXIONES acerca de "nuestra" RIVIERA NAYARIT 02/09

A pesar del Plan Estatal de Desarrollo, decálogos y declaraciones diarias sobre el futuro dorado de la Riviera Nayarit, al nivel del Gobierno no se ha podido concretar una política competitiva en materia de turismo. Esto implica que el desarrollo no es sustentable.
Puede ser que Badeba sea el municipio que atrae las inversiones más altas de toda la república. Desafortunadamente la lluvia de pesos y dólares no se ha traducido en un desarrollo económico duradero. Tampoco se ha podido lograr un desarrollo humano, cultural y social, al menos satisfactorio, en muchas de las comunidades costeras del estado. En las comunidades de la Sierra la pobreza se alivia solamente de manera temporal con programas de asistencia social.
El desarrollo urbano acelerado, sin control, que ha habido en Nayarit y en especial en el municipio Bahía de Banderas en los últimos años, ha resultado en ataques constantes la naturaleza: manglares, la selva en general y especialmente a la Sierra de Vallejo, que significa la pérdida de la fábrica de agua que abastece casi toda la zona costera.
Debido a la multitud de cambios de uso de suelo en la administración de Jaime Cuevas, hay un retroceso grave en la protección ambiental. La administración municipal se hizo cómplice de los desarrolladores que aprovecharon los cambios a la Ley de Asentamientos Humanos y Desarrollo Urbano del Estado de Nayarit de 2007. (Ley Fonatur). Eso cambios socavan la autoridad del Plan Municipal de Desarrollo Urbano, y resultaron ser ´un cheque en blanco´ para los desarrolladores.
La riqueza natural de la región, que es su principal ventaja competitiva, se está destruyendo. Es decir se está matando ´la gallina de los huevos de oro´. Playa y sol hay en muchas partes del mundo.
La promesa de los desarrolladores de ´generar empleo´ es una trampa. Para la población local la promesa no se cumple. Los trabajadores inmigrantes laboran por la mitad del sueldo de los trabajadores locales. Los lugareños, por falta de capacitación y créditos fácilmente accesibles, no pueden aprovechar las múltiples oportunidades de empleo y no pueden convertir las oportunidades de negocio en empleos de calidad.
Cada plan de desarrollo municipal incluye una multitud de ideas innovativas para proyectos de desarrollo económico, al igual que los planes de Fonatur para su Centro Integralmente Planeado (CIP) en Litibú. Se identifica la necesidad de facilitar procesos de desarrollo comunitario participativos en los poblados alrededor de los grandes desarrollos inmobiliarios. Fonatur en su plan maestro para el proyecto Litibú define estos procesos como requisito imprecindible para detonar el desarrollo económico local y evitar un rechazo de sus proyectos por parte la población.
En los cinco años de planeación y preparación de los terrenos en Litibú para su venta a los grandes inversionistas, como los españoles FADESA e Iberostar, el único objetivo de Fonatur fue la creación de la infraestructura al interior de este proyecto. Como confirmado por los inversionistas, lo hicieron con pésima calidad. No se integró a los habitantes de Higuera Blanca y de los otros poblados aledaños al diseño y desarrollo del proyecto. ¿Por falta de voluntad política y /o falta de conocimientos de cómo se pueden facilitar estos procesos comunitarios?. ¿Qué se puede esperar de los ingenieros y arquitectos que solamente piensan en la construcción? ¿Qué se puede esperar si con cada cambio de administración municipal llegan en mayoría ´los cuates´ del presidente que no tienen ni la menor idea de que es desarrollo sustentable y, en el mejor de los casos, empiezan con su curva de aprendizaje en el momento de llegar?

La percepción distorcionada que tiene el gobierno estatal de la realidad existente en muchos de los poblados de su territorio obstruye el desarrollo sustentable en Nayarit. Existe una gran disonancia entre ´lo que se vende´ y
´lo que se puede cumplir´. Es un fenómeno conocido que después de repetir innumerables veces lo atractivo y bien planeado que es la Riviera Nayarit, empieza a creerlo uno mismo, aunque antes lo veía claramente como una mentira. Después de 5 años de trabajo de Fonatur y dos administraciones municipales del PRI, Higuera Blanca, la comunidad más cercana al proyecto Litibú de Fonatur, es todavía un basurero sin identidad, aunque se han hecho algunos mejoramientos de la infraestructura y del equipamiento. Las costumbres y la educación no han evolucionado de acuerdo. No se le ha dado a la gente la oportunidad apropiada.

Para los cientos de trabadores inmigrantes existen campamentos inhumanos. Hubo un intento por parte de la empresa DINE que maneja la marca Four Seasons y el desarrollo de lujo dentro de la Península de Punta Mita, de alojar a 5 mil de sus trabajadores en un ´campo de concentración´ ubicado en el camino hacia Las Amapas, a 300 metros del pueblo de Higuera Blanca. En ese tiempo Higuera Blanca tenía apenas mil habitantes. Las organizaciones civiles de la región alertaron al gobierno del estado y con su ayuda lograron la clausura de este campamento, pues la idea de crear un ghetto a menos de un kilómetro de la entrada del proyecto de Fonatur no era de su interés ni del de Fonatur.

Todo indica que los ghettos se crearán de todas maneras. Las constructoras de los inversionistas en Litibú ubicaron otro campamento para sus trabajadores a la entrada del pueblo, no tan grande como el anterior, pero con condiciones iguales de infrahumanas.

Miembros de la sociedad civil organizada en la ALIANZA de la Costa Verde hacen el siguiente comentario : “Trabajamos casi 4 meses en equipo con ejecutivos de Fonatur. Elaboramos un plan para el desarrollo comunitario participativo en Higuera Blanca y Punta Mita, con objeto de integrar a la población local. También diseñamos un programa de desarrollo económico con incubadora de negocios y fondo de inversión para que la población local pudiera aprovechar las oportunidades de empleo de calidad y de negocio con futuro. Otro proyecto era la reducción de la ´huella ecológica´ que naturalmente deja la construcción de un complejo turístico.”

Después de haber invertido mucho tiempo y energía con el apoyo de Greenpeace, todos estos esfuerzos fracasaron porque de un día a otro, Fonatur despidió a las personas responsables para la instrumentación de las estrategias identificadas como ´factores clave de éxito`.

"Fonatur no tiene la voluntad y/ o es incapaz de asumir la responsabilidad para la sustentabilidad de sus proyectos. Desde hace años ya se sabía que Fonatur estaba manejando un concepto de desarrollo obsoleto de los años 70. Lo que se esperaba para los nuevos CIP´s era un cambio conceptual. La esperanza fue en vano. Fonatur sigue con la misma política que fracasó en Acapulco, después en Cancún, en los Cabos y últimamente en Huatulco. Parece que tienen un punto ciego que no los deja cambiar su estrategia. El CIP de Litibú es solamente la primera fase del concepto Riviera Nayarit. Para la fase dos en El Capomo ¿qué se puede esperar?"

En Higuera Blanca, en los últimos años los cuartos para rentar y comedores para los trabajadores inmigrantes brotaron como hongos.

Ahora resulta que los principales inversionistas a los que Fonatur malbarató los terrenos de Litibú, quebraron, como es el caso de la inmobiliaria española Martinsa-FADESA que quería construir dos hoteles y un sinnumero de condominios y villas. La empresa Iberostar, también de origen español, despidió a finales de 2008 a la mayoría de sus trabajadores. Las obras están casi paradas por falta de dinero. En Higuera Blanca los cuartos para rentar están vacíos y los restaurantes no tienen clientes.
Indudablemente en los últimos 3 años, el gobierno estatal junto con algunos municipios costeros se ha esforzado por combatir el gran rezago en infraestructura y equipamiento de las poblaciones locales. El problema es que el ritmo con que avanza el crecimiento de la actividad turística deja con mucho atrás estos esfuerzos.
Para que el desarrollo del estado sea sustentable no solamente se requieren más obras públicas, sino una macro inversión inteligente en desarrollo social, cultural y económico, que canaliza las inversiones en proyectos sustentables al nivel micro. Es necesario que se exija a los desarrolladores una responsabilidad social, algo que muchos no están dispuestos a cumplir, porque no corresponde a su modelo de negocio que se puede llamar ´turismo inmobiliario´ y que es altamente especulativo.
Para que el desarrollo sea sustentable se requiere una “culturización” a todos los niveles. Eso significa un cambio de paradigma a nivel de los funcionarios estatales y municipales y en grandes partes de la población. Es necesario facilitar “procesos de aprendizaje”. Tanto la culturización como el cambio de paradigma necesitan tiempo y la aplicación de herramientas antropológicas, sociológicas y de desarrollo comunitario.
Para poder trabajar con procesos de cambio, se les puede simplificar y representar incluyendo los siguientes factores más importantes:

Cambio = P x CSA x V x PT
_________________________
R


P = PRESIÓN para el cambio
CSA = Conciencia Clara de la SITUACIÓN ACTUAL
V = VISIÓN
PT = PLAN de TRANSICIÓN
R = RESISTENCIA al cambio

En Nayarit hay una VISIÓN que viene de arriba, del Gobernador. En realidad también se tendría que crear de abajo para arriba. Sin tener la conciencia clara de la SITUACIÓN ACTUAL la PRESIÓN para el cambio no es suficiente. Por ende, no se pueden diseñar verdaderos PLANES de TRANSICIÓN y la RESISTENCIA al cambio es elevada. Los procesos de desarrollo comunitario brindan la oportunidad de trabajar con todos los factores de manera que se logre el cambio de paradigma deseado.
No existe ninguna dependencia estatal, federal o municipal que tenga la sensibilidad, conocimiento y experiencia necesarios para conducir el cambio de paradigma necesario: de una sociedad rural a una sociedad de prestadores de servicios turísticos competitivos.
El cambio también esta impedido por el alto grado de corrupción e intereses ajenos a los de la comunidad.
La integración de la sociedad civil organizada es difícil, todavía se percibe como una amenaza en lugar de un recurso que se puede aprovechar. Además existe una interpretación errónea de municipio libre, basada en un mal entendimiento del Art. 115 de la Constitución.

LOS RIESGOS son grandes, para todos los involucrados. En especial para nuestro tesoro natural, para la población local y sus futuras generaciones, pero también para los inversionistas.

Bahía de Banderas, 22.03.09
ALIANZA de la Costa Verde

CIP Nayarit, Poligono Litibu - Obras a medias

FONATUR en Litibú

REFLEXIONES acerca de "nuestra" RIVIERA NAYARIT 01/09

Las Promesas … y la triste Realidad del Proyecto
Centro “Integralmente Planeado”, CIP Nayarit,
Polígono Litibú de Fonatur.

Antecedentes.
En dic. 2003 Fonatur compró de Fibba 167 ha de terrenos a la orilla del mar en Litibú, poblado de Higuera Blanca, Nayarit. En abril 2005 el Presidente de la República colocó la primera piedra en Litibú. Las promesas del entonces Presidente Fox, del entonces Director de Fonatur John McCarthy y del entonces Director Regional de Fonatur Sergio Tabansky fueron: “Este proyecto será el detonador socio-económico para la región con 4100 cuartos de hotel, villas, condos de lujo, 35.000 mil empleos de calidad, directos e indirectos, oportunidades de negocio en abundancia, Escuela de Turismo en Higuera Blanca, un desarrollo ambientalmente amigable, todo apegado a la ley….!” .
Los Planes
En junio 2007 Fonatur presentó su Plan Parcial CIP Nayarit Litibú ante las autoridades municipales y en el Consejo Consultivo de Desarrollo Urbano y Rural del Municipio Bahía de Banderas. El plan tenía un diagnóstico excelente, en donde los problemas de este macro desarrollo en el Sur de Nayarit eran correctamente identificados:

URBANISMO: “el área urbana actual y sus condiciones físicas son
insuficientes para albergar el crecimiento generado por el desarrollo turístico”*

ECOLOGÍA: “La problemática central en el aspecto ecológico es la presión de los nuevos desarrollos turísticos del entorno y los crecimientos urbanos que éstos generan, los cuales se traducen en demanda de más, nuevos y mejor calidad de servicios e infraestructura urbanos, en contraste con los limitados presupuestos, la ausencia de planes y programas específicos que den ordenamiento jurídico a detalle, normatividad y, principalmente factibilidad financiera a las obras urbanas, dentro de un marco de sustentabilidad ecológica y económica”.

DIMENSIÓN SOCIOECONÓMICA:
“Higuera Blanca es una localidad de características rurales cuya actividad económica agrícola, en una situación de rezago, está siendo sustituida por actividades terciarias, pero en franca desventaja competitiva con la población de nueva residencia, ya que su perfil cultural y capacitación laboral está alejado de las actividades turísticas de excelencia”.

“La dinámica socioeconómica propia de la población actual, requiere de conservar su espacio y carácter, el tiempo necesario para integrar en su idiosincrasia y perfil de capacitación, labores acordes con las actividades turísticas. Estas condiciones plantean una perspectiva de desarrollos turísticos aislados, espontáneos y disímbolos, con asentamientos humanos irregulares de perfil popular, asociados a los empleos generados y disociados a la población local”.

“Este enfoque plantea el requerimiento de abrir nuevas áreas para el asentamientos de la nueva población y evitar el desplazamiento de la población local. Paralelamente, es necesario plantear líneas estratégicas que orienten la mayor parte de los flujos de crecimiento poblacional hacia los centros urbanos cercanos, a partir de la oferta de suelo de interés social y, establecer un marco de seguridad y ordenamiento territorial que controle y ordene el crecimiento urbano en el entorno inmediato a Higuera Blanca”.

POLÍTICAS DE DESARROLLO:
“ La política general de aplicación en toda la zona del Plan Parcial es de control y ordenamiento del uso y aprovechamiento del territorio, para lo cual deberá involucrarse a la población local en las acciones y proyectos urbanos del Plan, así como en el seguimiento y promoción de las mismas”.

ESTRATEGIA PROPUESTA:
“La estrategia del presente Plan Parcial, da prioridad al mejoramiento de las condiciones de vida de la población local, proponiendo políticas de desarrollo social y económico en este sentido.”

“ Por tal motivo si bien la opción de desarrollo económico elegida para la región en las actividades turísticas es exitosa, es fundamental establecer la estrategia de incluir en sus beneficios a las localidades cercanas y revertir las tendencias que se registran”.

“La distribución de los beneficios esperados, la prevención y amortiguamiento de los impactos, el ordenamiento físico y regulación de las actividades urbanas y, principalmente el evitar la polarización de los desequilibrios en el tejido social, es el reto a resolver, ya que precisa de la participación, coordinación y concertación de sectores sociales, niveles y sectores de gobierno distintos”.

“Para superar este reto, se propone una planeación integral con participación de la Comunidad, Federación, Estado, Municipio, y Sector Privado; en un marco de transparencia y voluntad política, con el fin concurrente de generar crecimiento económico y desarrollo social.”

La Realidad.
“Cero” involucramiento de la comunidad local
Se hizo caso omiso de este excelente diagnóstico.
NO se derivó estrategia alguna ni planes de acción concretos que tendieran a aliviar todos los déficits en las condiciones urbanísticas, ecológicas y socio-económicas mencionados. No se elaboró una política de desarrollo y estrategia correspondiente para evitar los desequilibrios y la disfuncionalidad social de este macro-proyecto. Hubo “ CERO” involucramiento de la comunidad local durante los 4 años de planeación y realización del proyecto en Litibú. Lacónico comentario de Fonatur después de un primer acercamiento de habitantes de Higuera Blanca y de representantes de la sociedad civil en el área: “El proyecto se puede consultar en el internet”.

En octubre de 2007 Fonatur nuevamente asumió la responsabilidad para la sustentabilidad de su proyecto.

Después de mucha insistencia de los habitantes de Higuera Blanca y de la intervención del Gobernador de Nayarit, el 01.10.07 hubo una reunión en el DF de habitantes de Higuera Blanca, representantes de la sociedad civil de Bahía de Banderas y de Greenpeace, México con el Ing. Gómez Mont, Director General de Fonatur, y 4 de sus directores adjuntos. Esta reunión fue realizada también gracias a la intervención del Senador por Nayarit, Raúl Mejía. En la reunión también participaron el Senador Raúl Mejía y el entonces Secr. de Medio Ambiente de Nayarit, Edwin Hernández.
Después que FONATUR nuevamente asumió la responsablilidad para garantizar la sustentabilidad de su proyecto en Litibú, los integrantes de la sociedad civil del área trabajaron casi 4 meses en equipo con ejecutivos de Fonatur. Elaboraron un plan para el desarrollo comunitario participativo en Higuera Blanca y Punta Mita, con objeto de integrar a la población local. Diseñaron un programa de desarrollo económico con incubadoras de negocios y fondo de inversión para que la población local pudiera aprovechar las oportunidades de empleo de calidad y de negocio con futuro. Greenpeace trabajó en un proyecto para la reducción de la ´huella ecológica´ ocasionada por la construcción de este complejo turístico.

Rechazo total.

Después de haber invertido mucho tiempo y energía todos estos esfuerzos fracasaron. Tres veces se postergó la cita con el interlocutor principal de Fonatur , el Arq. Francisco de la Vega Aragón, Dir. Adjunto de Planeación y Asistencia Técnica, para la presentación de los avances del plan de trabajo elaborado por el citado equipo. Repentinamente en Dic. 2007, Fonatur despidió a la responsable más importante para la instrumentación de las estrategias identificadas como ´factores clave del éxito`.
La promesa de FONATUR de ´generar empleo´ para la población local no se cumple.
Los trabajadores inmigrantes laboran por la mitad del sueldo de los trabajadores locales. Los lugareños, por falta de capacitación no pueden aprovechar las múltiples oportunidades de empleo y por falta de créditos fácilmente accesibles, no pueden convertir las oportunidades de negocio en empleos de calidad. En los cinco años de planeación y preparación de los terrenos de Litibú para su venta a los grandes inversionistas (FADESA, Iberostar, etc.), lo único a lo que Fonatur se dedicó fue a la creación de la infraestructura al interior de este proyecto. Como confirmado por los inversionistas, lo hicieron de pésima calidad.

Después de 5 años de trabajo de Fonatur y dos administraciones municipales, Higuera Blanca, la comunidad más cercana al proyecto Litibú de Fonatur todavía es un basurero sin identidad. Es cierto que Fonatur hizo algunos mejoramientos de la infraestructura y del equipamiento en el pueblo (llamados trabajos ´en beneficio social´) para compensar las áreas de donación que no cedieron. Los habitantes de Higuera Blanca y otras poblaciones aledañas no han recibido la capacitación requerida para servir en el sector turismo.

Por otra parte, en Higuera Blanca, en los últimos años los cuartos para rentar y comedores para los trabajadores inmigrantes brotaron como hongos.

Ahora resulta que los principales inversionistas a los que Fonatur malbarató los terrenos de Litibú, quebraron, como es el caso de la inmobiliaria española Martinsa-FADESA que quería construir dos hoteles y un sinnúmero de condominios y villas con una inversión total de 350 mio de dólares. La empresa Iberostar, también de origen español, despidió a finales de 2008 a la mayoría de sus trabajadores. Las obras están casi paradas por falta de dinero.

En Higuera Blanca y Punta Mita los cuartos para rentar están vacíos y los restaurantes no tienen clientes, pero los daños colaterales del “progreso” están presentes: inseguridad pública con asaltos, robos, homicidios, drogas & prostitución.

Los habitantes de Higuera Blanca sostienen: Para que el desarrollo sea sustentable no solamente se requieren obras de infraestructura, sino una macro inversión inteligente en desarrollo social, cultural y económica, que canalice las inversiones en proyectos sustentables al nivel micro. No se trata de comprar la benevolencia de la población local con paquetes de obras con la intención de domesticarlos y predisponerlos positivamente hacia al desarrollo y al turista. Lo que se requiere elaborar, son programas de fortalecimiento de su propia cultura e identidad, que permitan la recepción e interacción con los valores de otras culturas para integrarlas sin complejos a su propio modelo cultural.

Los miembros de la sociedad civil tienen muchas preguntas. Se mencionan tres de las más importantes:

La primera pregunta está dirigida al Ing. Gómez Mont, Director General de Fonatur“: ¿Cuándo va Fonatur a cambiar su modelo de
desarrollo turístico a un modelo verdaderamente integralmente planeado, donde se integre a la población local y que en verdad se eleve su calidad de vida (Desarrollo Sustentable y Competitivo)?”

Al Lic. Ney Gonzalez, Gobernador del Estado de Nayarit: “¿Qué impide a Ud., Sr. Gobernador utilizar su capacidad integradora y promotora para evitar con acciones concretas el deterioro de un proyecto no-integrado y animar a los involucrados con su visión del desarrollo turístico sustentable de la Riviera Nayarit ?”

Al CP Héctor Paniagua, Presidente Municipal de Bahía de Banderas:
“¿Porqué el municipio no puede ejercer su función reguladora y liderear en acuerdo al Art. 115 constitucional un equipo operativo de todos los involucrados para la planeación, operación y el seguimiento integral de este macroproyecto”?
¡Mejor tarde que nunca!

Higuera Blanca, Nayarit 10.03.09