sábado, 18 de abril de 2009

Bahía de Banderas: Llevarán los delitos ambientales a instancias internacionales.

El consultor en medio ambiente Dr. Ramón Ojeda Mestre respaldará las acciones de la ALIANZA de la Costa Verde


Miguel Ángel Ocaña Reyes, VALLARTA OPINA


En una reunión privada, los integrantes de la Alianza de la Costa Verde, red de asociaciones civiles y personas que promueve el Desarrollo Sustentable en la Bahía de Banderas y la Costa de Nayarit creando propuestas constructivas para proyectos de infraestructura, desarrollo urbano y social en el estado, que consideran la conservación de su riqueza natural, cultural y el bienestar de sus comunidades, tuvieron un encuentro con el Profesor Doctor Ramón Ojeda Mestre en el Estudio Café de Nuevo Vallarta, donde le expusieron al destacado consultor en medio ambiente su preocupación por el grave deterioro que se vive en Bahía de Banderas, debido a la llegada de nuevos desarrollos habitacionales que están afectando seriamente en entorno ecológico de la bahía.

Tiempo de una Revolución Ambiental

Los integrantes de la Alianza de la Costa Verde, señalaron que muchos de sus esfuerzos por defender el medio ambiente no han sido suficientes, pues al acercarse a las autoridades competentes, municipales, estatales y federales, la respuesta ha sido casi nula, en este sentido, el Doctor Ojeda Mestre manifestó que ha llegado el tiempo de una Revolución Ambiental.
“Porque hemos llegado a un punto ya de desesperación, de ineficiencia y de desprecio, ya nos desprecian las autoridades, ya nos ven como aguafiestas, pero de una forma muy despectiva, con sorna, “ah sí son estos intelectualitos, estos loquitos, estos cientifiquitos, estos ecologistitas, estos grillitos…”
Ante esta situación, Ramón Ojeda reflexionó sobre la importancia de llevar estos asuntos a instancias internacionales, aunque señaló que siempre hay una limitación por ser entes gubernamentales que se convierten en juez y parte.
“Tenemos el Panel Tripartita Canadá, Estados Unidos, México de la Comisión de Cooperación Ambiental para América del Norte y funciona bastante bien, pero en primera sólo funciona para asuntos de nuestra parte del Continente Americano, en segunda es de gobierno y eso no se nos debe de olvidar, porque a veces uno es muy ingenuo, yo a pesar de todas las experiencias y la edad que tengo, voy al gobierno, como que se me olvida, y llego ante la procuraduría a presentar quejas, donde simplemente se ríen, diciendo: “pobre tipo, ¿qué no entenderá que esto es el lado del gobierno?”, y yo he estado en el gobierno, he tenido 44 cargos en el gobierno, era como para que supiera yo cómo funciona esa maquinaria, es como un muégano extraño que no está para servir a la gente, es una superposición, un engendro extraño en donde ya ni para ellos ni para nadie, no le sirve a la gente el gobierno, no le sirve a la naturaleza, no le sirve a los empresarios, a la ciencia, es nada más algo ahí está porque se necesita, es un tumor que no te lo puedes arrancar porque te mueres, aunque te esté haciendo daño, pero es mejor eso, te dice el doctor, a que te lo cortes y te mueras, así están ellos, ellos también sufren mucho porque están todo el tiempo peleándose, dándose unas puñaladas espantosas, diciéndose las peores cosas…”

Llevar el asunto a instancias internacionales

En este sentido, Ojeda Mestre recomendó a la Alianza de la Costa Verde, dirigirse a instancias más elevadas, como la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte, donde se verán obligados a analizar el asunto, pues afirmó, se agenda y se publica en Internet, con lo cual se abre una ventana al mundo donde se conocerá a detalle el problema que está afectando las zonas en peligro de desaparecer.
Del mismo modo, el consultor ambiental sugirió escribir a diarios de presencia internacional como el Washington Post, con lo cual se presionaría a los responsables de ejercer la ley a tomar el caso con seriedad, siempre y cuando se le de seguimiento.
“Nuestro problema es la falta de fuerza, pero no de fuerza moral, sino de fuerza de seguimiento, cuando no te contestan uno solo dice no me contestaron y uno se queda ahí, nada más hace uno el coraje, pero si das el siguiente paso preguntando ¿por qué no me contestaste? Y te quejas ante alguien, ante la contraloría, ante los medios de comunicación, las Naciones Unidas o lo que se te ocurra, las cosas se mueven, hay otro motor adicional que estás gestando, y uno de esos va a enganchar a los otros para que todo se mueva…”
Finalmente, el destacado defensor ambiental exhortó a los activistas a presentar su caso ante diversas instancias e instituciones internacionales como la Organización Mundial de Turismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otras simultáneamente, para tener presencia internacional con la intención de exhibir las anomalías que se están cometiendo contra el medio ambiente y los habitantes de Bahía de Banderas, para lo cual Ramón Ojeda Mestre comprometió su apoyo para realizar dichas acciones.

No hay comentarios: