martes, 25 de agosto de 2009

COMENTARIO de Johari Chambrix: Manglares mexicanos, en manos de la AMBICIÓN Y LA IGNORANCIA‏

Como dicen en los comentarios: no sólo los manglares, también los bosques y las selvas.Desgraciadamente el sistema político mexicano no es el idóneo, porque los políticos que nos gobiernan no son personas doctas, nobles, honestas, patriotas, humildes o concientes con el ambiente natural; son todo lo contrario, la persona que ostenta el poder es porque ya demostró deshonestidad, corrupción, ignorancia, ambición, egolatría, etc. Viene de abolengo, es decir, desde sus abuelos con la misma escuela, se heredan las mismas cualidades y consiguen perpetuarse en el poder.

Mientras, en este siglo naciente, se han dado cuenta de la riqueza que pueden explotar sin temer violar las leyes. La SEMARNAT, PROFEPA, SEMADES y demás instituciones son su sustento legal que les permite destruir, explotar y exterminar toda fuente de vida.

Lo peor, es que como son dioses del Olimpo Corrupto, están dentro de la estadística del naco, no leen, y todas las notas periodísticas, críticas de los científicos, comentarios de la gente que sabe y está preocupada, ellos, ni por enterados.
El problema no se presenta sólo en Nayarit o Bahía de Banderas, está presente en cada rincón de nuestro país y no para ahí, se manifiesta en todos los países del 3er mundo, principalmente, vemos también en los del primer mundo, donde se han hecho estudios y protestas hacia las compañías que contaminan. Un ejemplo de ello es la Florida, que apenas hace unos 30 años estaba casi virgen y hoy está casi toda urbanizada, se vendieron miles de condominios y se construyeron cientos de centros comerciales, los manglares, pantanos y esteros fueron arrasados, hasta un corrupto gobernador de la Florida instó a la cacería de cocodrilos "porque había sobrepoblación", en un país donde casi todos tienen un arma, se desató, con "esa autorización", una cacería despiadada contra esos pobres reptiles.
La ignorancia genera ambición, corrupción, exterminio de especies, poder, riqueza desmedida, basura, contaminación, sobrepoblación, caos social y desórdenes en los ecosistemas.
Creo que antes que antes de la mitad de este siglo, quedará destruida la riqueza natural del 90% de todo el planeta, a esto habrá que cargarle la sobrepoblación, los cambios climáticos, la falta de espacio, energéticos, agua, los excesos de basura, las guerras que vendrán las sequías y los deslaves a consecuencia de la deforestación, etc.
Nosotros, los que luchamos día con día, los que tratamos de dar información y crear conciencia, somos un moco, somos nada y nada podemos hacer. Cuando todo esto ocurra, menos, ya estaremos muertos, lo siento por nuestros hijos, a los cuales (tuvimos el error), creo yo, de enseñárles nuestra educación y respeto al bien ajeno y al cuidado de la Naturaleza.
No, no, no soy pesimista, soy optimista bien informado.

No hay comentarios: