jueves, 25 de febrero de 2010

Proyecto de FONATUR en la RIVIERA NAYARIT

Proyecto de FONATUR en la RIVIERA NAYARIT

Riviera Nayarit se congratula por éxitos de FONATUR en Litibú

CARTA ABIERTA A L@s PERIODISTAS de la REGIÓN:


Estimado/estimada Periodista:

no sabemos si usted pertenece al circulo selecto de periodistas "acreditados",
que han recibido una invitación para una presentación sobre el "Desarrollo Turístico Litibú", por parte de la Delegada de FONATUR en Nayarit, Lic. Alejandra Kuri Castro, que se llevara a cabo este sábado, 27 de febrero, 2010 en punto de las 11 hrs. de la mañana en Litibú, cerca de Higuera Blanca, Nayarit.

Tampoco sabemos que va a presentar la Lic. Kuri.

Pensamos seria importante para su trabajo periodístico profesional,
conocer el otro lado de este proyecto de desarrollo turístico de Fonatur en la RIVIERA NAYARIT.

Bajo las ligas mencionadas abajo, usted encuentra un resumen de la triste realidad del Proyecto Centro "Integralmente Planeado", CIP Nayarit, Polígono Litibú, otro fracaso de la política federal de desarrollo turístico en México en la RIVIERA NAYARIT, contrario a lo que dicen los funcionarios federales, estatales y municipales.

Desde el año pasado nada ha cambiado. Muchos de los albañiles de Higuera Blanca buscan empleo. En el pueblo, los cuartos para rentar y los restaurantes siguen vacíos. Por falta de capacitación y de un programa de desarrollo económico con incubadora de negocios y fondo de inversión, la población local no puede aprovechar las pocas oportunidades para competir por un empleo de calidad o empezar un negocio con futuro.

Los jóvenes de Higuera Blanca todavía están en espera de la Escuela de Turismo, que prometió el entonces Director General de Fonatur, John McCarthy y de su Director Regional, Sergio Tabansky, en 2005.

Las docenas de anuncios "SE VENDE", que FONATUR recientemente puso en su terreno a lo largo de casi toda la carretera entre Punta de Mita e Higuera Blanca hablan por si mismos.

http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2009/03/fonatur-en-litibu.html
http://www.greenpeace.org/mexico/news/litib-el-fracaso-de-otro-cen
http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2009/05/riviera-nayarit-80-de-la-inversion-en.html
http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2009/11/eliminaron-el-cip-nayarit-del-mapa.html

viernes, 19 de febrero de 2010

Desarrollo Turístico

Desarrollo Urbano

Sobre la tendencia totalitaria del fenómeno urbano que también se extiende en la RIVIERA NAYARIT

“Los arquitectos y urbanistas habrán de ser juzgados como criminales de guerra”, igual que los políticos federales, estatales de Nayarit y municipales de Bahía de Banderas, Compostela y San Blas que olvidan su deber de crear bienestar para todos los ciudadanos.

“El crecimiento económico, que no puede apoyarse más que en medios técnicos, impone gracias a la maquinaria urbanizadora, un estado de guerra permanente contra el territorio y sus habitantes. Por eso (algunos de) los arquitectos y urbanistas habrán de ser juzgados como criminales de guerra ….”

Articulo de Miguel Amorós, elaborado a partir de las charlas, debates y entrevistas ocurridos el 7, 8 y 9 de enero de 2010 en Radio Black Out, en la Librería Calusca de Milán, en la sala Pasquale Cavaliere de Turín, y en la Ex Pescheria de Avigliana (Val Susa), publicado el 04 de Febrero 2010 en
http://red-ecomunidades.blogspot.com/2010/02/rv-decrecimiento-el-taimado-arte-de.html


Ver también http://es.wikipedia.org/wiki/Decrecimiento

lunes, 15 de febrero de 2010

Punta Raza, RIVIERA N AYARIT/Camino bloqueado

Empresarios jaliscienses tras del despojó de las Playas de Chacala, RIVIERA NAYARIT

Habitantes de Chacala, municipio de Compostela, Nayarit, denuncian que, con el apoyo de las autoridades locales, una firma de inversionistas jaliscienses los despojó de sus tierras la década pasada para construir el complejo turístico Chacalilla. Y aun cuando no cumplieron con sus compromisos, hoy intentan levantar otra obra en la zona. Los habitantes se organizan para impedirlo, aunque las autoridades se niegan a atenderlos.

Por Pedro Zamora Briseño, REVISTA PROCESO

CHACALA, NAY.- Inversionistas jaliscienses del ramo turístico encabezados por José Álvaro Martínez de la Peña son acusados por los habitantes de esta comunidad del municipio de Compostela de despojarlos de sus playas con la tolerancia de las autoridades estatales y federales.

Sobre terrenos adquiridos al Fideicomiso Bahía de Banderas (Fibba) –manejado por el gobierno de Nayarit–, la empresa Promotora Chacala, S.A. de C.V., conformada por accionistas de Guadalajara, inició a mediados de los noventa la construcción de un desarrollo turístico de lujo en la bahía de Chacalilla. Desde entonces y pese a las protestas ciudadanas la compañía controla el acceso al mar y sólo permite la entrada a sus clientes.

La edificación del proyecto, cuya primera etapa se denominó Palmares de Chacalilla, se realizó de manera irregular, pues la empresa desatendió disposiciones de las autoridades ambientales; además, no emprendió las obras de beneficio social prometidas a la comunidad de Chacala desde 1996, y se retrasó en el pago de los terrenos al fideicomiso del gobierno de Nayarit, de acuerdo con documentos obtenidos por Proceso Jalisco.

Los lugareños aseguran que no dejarán que se repita la experiencia en el otro extremo de la comunidad, donde la misma empresa pretende levantar otro desarrollo turístico en un predio de 38 hectáreas denominado Polígono Chacala, colindante con la playa.

Pedro Álvarez Hormaeche, director del Fibba hasta el 16 de diciembre pasado y actual magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Nayarit, señala a este semanario que a la llegada de la actual administración estatal se concretó finalmente la venta del polígono a la Promotora Chacala en aproximadamente 80 millones de pesos, que ya fueron liquidados.

Organizaciones civiles y pobladores denuncian que a partir de julio de 2008 fueron demolidas casi todas las viviendas y pequeños restaurantes enclavados en la zona. Sus propietarios tuvieron que emigrar después de varias décadas, pues las indemnizaciones que recibieron fueron insuficientes para construir otra vivienda en Chacala, donde la especulación inmobiliaria disparó la plusvalía.

Laura del Valle y Limes, residente en la comunidad desde 1980 e integrante de la Alianza para la Protección y Desarrollo de la Costa de Chila, señala en entrevista que el predio fue cercado con malla ciclónica para bloquear el acceso a la zona de recreo público frente al mar.

Además, dice, el estacionamiento que destinaba el pueblo para el turismo nacional dejó de funcionar; se obstruyó la calle principal de la población y el libre acceso a los hoteles al sur de la Bahía, cuyo paso permanece bajo vigilancia de agentes de seguridad privada; además, fue cerrado un antiguo camino real, que era la entrada principal al pueblo. Todo esto se hizo con la complacencia de las autoridades municipales y estatales, sostiene Del Valle.

Las playas de Chacala no han sido las únicas afectadas por los megaproyectos turísticos. Miembros de la Alianza de la Costa Verde sostienen que en otras playas del municipio, como Las Cuevitas, Boca del Naranjo, El Playón, La Peñita, Canalán y Punta Raza, se ha implementado una estrategia parecida.

Martín Oregón Gómez, exjuez auxiliar municipal, recuerda que con el proyecto de Chacalilla los pobladores tuvieron una mala experiencia que no están dispuestos a vivir nuevamente.

Una empresa morosa

Constituida en 1991 en Guadalajara, Jalisco, con un capital de 50 millones de pesos, la empresa Promotora Chacala, S.A. de C.V., presidida por el empresario tapatío José Álvaro Martínez de la Peña, compró en 1993 al Fibba dos predios en las bahías de Chacala y Chacalilla, de 38 y 35 hectáreas, respectivamente, pagaderos en un plazo de dos años.

En 1995, ante el retraso de la empresa en los pagos, el fideicomiso promovió dos juicios contra la deudora ante los jueces tercero y cuarto de lo civil de Tepic, bajo los expedientes 916/95 y 912/95.

Para poner fin a la querella legal, en junio de 1996 las partes suscribieron un contrato de transacción judicial, mediante el que acordaron liberar el predio de Chacalilla a favor de los inversionistas, tras el pago de 3 millones 200 mil pesos rezagados más la transferencia de 1 millón de pesos que originalmente habían sido abonados por la compra del polígono de Chacala.

Quedó pendiente el pago de 5 millones 174 mil 482 pesos por este último predio, por lo que Martínez de la Peña, en representación de la empresa, firmó un pagaré que se liquidaría en seis meses, el 19 de diciembre de 1996.

A través de ese contrato, Promotora Chacala, S.A. de C.V., se comprometió a construir en el poblado “la capilla, una plaza turística, un salón de usos múltiples, la ampliación de la escuela primaria, la reubicación y construcción del frigorífico y un muelle”.

Hoy, además de las quejas de los pobladores por el incumplimiento de las obras, la empresa arrastra una cauda de irregularidades en la construcción del desarrollo turístico en Chacalilla.

Aunque en 1993 el Instituto Nacional de Ecología autorizó el proyecto al grupo de empresarios jaliscienses, estableció una serie de condiciones para la preservación del ambiente, que tras una revisión practicada años después se determinó que no habían sido cumplidas en su totalidad.

El 7 de mayo de 2001, en la resolución administrativa 128/01, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) concluyó que Promotora Chacala no acreditó haber observado al menos cuatro de las disposiciones tendentes a la protección y preservación de los recursos naturales señaladas en la autorización en materia de impacto ambiental.

Pero no era la primera vez que la empresa incurría en una irregularidad de ese tipo. En diciembre de 1999 había sido sancionada con una multa de 34 mil 500 pesos, por lo que fue catalogada como “reincidente” y se le aplicó una multa equivalente a mil 500 días de salario mínimo en el Distrito Federal (60 mil 525 pesos).

Meses antes, habitantes de Chacala denunciaron en una audiencia pública de la Semarnat y la Profepa a la empresa Promotora Chacala porque, arguyeron, prohibió el acceso por mar y tierra a la playa Chacalilla. Y aunque las dependencias atendieron las demandas y giraron oficios a la empresa de desarrollo turístico, no lograron que se abriera el tránsito a la playa en Chacalilla.

Por el contrario, en julio de 2008 fue cercado el polígono Chacala. Las familias que vivían en el lugar fueron desalojadas y los afectados comenzaron a decir que la promotora pretendía edificar ahí un nuevo proyecto turístico que obstruiría otro de los accesos públicos a la playa.

Playa EL PLAYON, RIVIERA NAYARIT/ Policias vigilan el acceso

PARTE II: Empresarios jaliscienses tras del despojó de las Playas de Chacala en la RIVIERA NAYARIT

Habitantes de Chacala, municipio de Compostela, Nayarit, denuncian que, con el apoyo de las autoridades locales, una firma de inversionistas jaliscienses los despojó de sus tierras la década pasada para construir el complejo turístico Chacalilla. Y aun cuando no cumplieron con sus compromisos, hoy intentan levantar otra obra en la zona. Los habitantes se organizan para impedirlo, aunque las autoridades se niegan a atenderlos.
Por Pedro Zamora Briseño

En octubre de 2008, habitantes de Chacala enviaron una carta al gobernador Ney González Sánchez en la que le exigieron revelar la identidad de los inversionistas.

En el escrito también le pedían que diera a conocer al pueblo, entre otros aspectos, los planes de desarrollo de Chacala, la reapertura del camino real, la reubicación e indemnización justa a las familias desalojadas, reabrir el área de recreo popular de la playa y evitar la construcción de una marina para yates, como se había manejado.

En febrero de 2009, más de un centenar de pobladores interpusieron una denuncia ante el ayuntamiento de Compostela por el cierre de la avenida Chacalilla, entrada principal al pueblo. Hasta la fecha no han obtenido respuesta de ninguna de las dos instancias de gobierno.

A Martín García Salazar, expresidente del comisariado ejidal de Las Varas –al que pertenece Chacala–, le indigna la apropiación del camino real por los inversionistas.

García Salazar, quien desde hace casi 40 años sembraba como usufructuario las tierras que le había expropiado el Fibba en 1970, cuenta que en 2008, poco antes del desalojo del área, el organismo le avisó que el predio ya había sido vendido y le pidió salir. Narra que en una plática posterior con Pedro Álvarez Hormaeche, exdirector del Fibba, éste le aconsejó negociar su indemnización económica con la empresa.

Las familias y propietarios de restaurantes asentados en el terreno, entre ellos una de sus hijas, fueron visitados por un ingeniero llamado Héctor García, quien en nombre de los inversionistas les ofreció diversas cantidades de dinero, entre 100 mil y 500 mil pesos, a cambio de que se fueran.

Si no lo aceptan, de todas formas se van a tener que salir, les advirtió el representante de la empresa, según el testimonio de García Salazar.

Dentro del polígono expropiado sólo queda el pescador Leobardo Muñoz, quien promovió un juicio de amparo para evitar ser desalojado de la casa que habita con su familia y las de dos de sus hijos. Pero ni así se ha librado de las presiones.

En octubre pasado, el presidente municipal de Compostela, Héctor López Santiago, señaló a este reportero que hablar de un proyecto en Chacala sería “pura especulación”, porque no existe nada definitivo. En aquel proyecto se habló de la construcción de hoteles, casas y villas de descanso, así como de un campo de golf, pero hasta hoy el ayuntamiento no ha aprobado nada.

“Tengo entendido que los inversionistas planean hacer de Chacala un pueblo mágico de pescadores, lo que no sería difícil. Me han hablado sobre la intención de darle ese plus al pueblo”, dijo el alcalde en aquella ocasión.

En torno a las protestas por el cierre del camino real, López Santiago se deslindó: “Los inconformes, con justa razón, están manifestándose para que ese camino sea abierto. Nosotros hemos sido muy puntuales en que ese asunto le compete única y exclusivamente a la instancia judicial”.

–¿El asunto del camino no le corresponde al municipio? –se le preguntó.

–En el plano de lo que se vendió de acuerdo al Fibba y el trámite de compraventa (el camino) está considerado como parte de lo que los inversionistas compraron.

La justificación

El exdirector del Fibba, Pedro Álvarez Hormaeche, informa que las negociaciones con los pequeños restauranteros, ejidatarios y usufructuarios del predio fueron realizadas por la empresa con la participación del gobierno estatal y que todos los que salieron fueron indemnizados.

Niega que actualmente se encuentre cercado el camino principal del pueblo, pues éste sigue siendo camino: “(Los guardias están ahí) nada más para proteger la zona. En ningún momento se impide el paso a quienes desean transitar; no está cerrado el paso hacia las propiedades de la familia Del Valle”.

Álvarez Hormaeche añade que el proyecto turístico de Promotora Chacala tiene consideradas calles y avenidas que “son públicas y que por supuesto van a ir a dar a la zona de los hoteles”.

Dice que la empresa inversionista “está trabajando muy bien en el seguimiento que se da a su contrato, está sacando los permisos correspondientes, la manifestación de impacto ambiental y el cumplimiento de las normas federales para lograr una inversión acorde al proyecto”.

No obstante, Laura del Valle se queja: “No es justo, es muy vergonzoso lo que está pasando en el pueblo, pues este gobierno gasta millones de pesos de nuestros impuestos en propaganda en la promoción de las maravillas de la Riviera Nayarit; mientras, aquí en casa, nos han dejado encajonados entre dos grandes mallas, la de Chacalilla y la nueva de Chacala”.

Concluye: “Nos quitaron los espacios públicos indispensables para una vida comunitaria ordenada; ya teníamos una larga tradición de ser un pueblo autosustentable, rodeados de belleza natural. Ahora el turismo se ha alejado y Chacala se está volviendo un pueblo fantasma”.

martes, 2 de febrero de 2010

Cardo/(Cirsium arvense)/Thisle

Desaforada privatización playera en la RIVIERA NAYARIT

COMPOSTELA, Nay., 29 de enero
El desarrollo turístico proyectado en esta región, goza del respaldo del gobernador Ney González y de la policía del estado. Representantes de comuneros que fueron desalojados por la fuerza de sus terrenos frente al mar, denuncian que los han amenazado y hasta torturado para que abandonen sus viviendas y los pequeños negocios con los que apenas subsisten
Ver el articulo publicado por Pedro Zamora Briseño en la Revista PROCESO No. 1734, del domingo 24 de enero de 2010.

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/76024

Organizaciones civiles exigen poner fin a despojos y abusos

CARTA dirigida a la Presidencia de la República,
a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
en México, a la Semarnat, a la Profepa, a la
Comisión de Derechos Humanos del Senado de
la República, y a las Cámaras de Diputados y de
Senadores del Congreso de la Unión;
al Sr. Director de la REVISTA PROCESO
publicada en PROCESO 1735/31 de enero de 2010, pág. 80


A raíz de la publicación del reportaje titulado
Desaforada privatización playera, signado por
su corresponsal Pedro Zamora en Proceso
1734, las organizaciones civiles firmantes
le solicitamos difundir esta carta, dirigida
a la Presidencia de la República, a la Oficina
del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
en México, a la Semarnat, a la Profepa, a la
Comisión de Derechos Humanos del Senado de
la República, y a las cámaras de Diputados y de
Senadores del Congreso de la Unión.
La costa del estado de Nayarit es representativa
de los ecosistemas de mayor valor ambiental en México,
como los manglares, esteros, dunas marinas y
selva tropical, que albergan especies de flora y fauna
endémicas y de conservación prioritaria, además de
sustentar condiciones recreativas y servicios ambientales
invaluables para todo el Pacífico mexicano.

En este contexto, al igual que otras zonas costeras
del país, la vocación turística de la región se ha
usado como “botín” para imponer proyectos desde
las estructuras del gobierno, mediante “expropiaciones
por causa de utilidad pública” que terminan
excluyendo de manera arbitraria a los poseedores o
titulares de la propiedad privada y social.
Desde 1971 se formó el Fideicomiso Bahía
de Banderas (Fibba) que, distorsionado por sus organizadores,
sigue siendo un fantasma que en 2010
continúa invadiendo, despojando, enmallando todos
los terrenos con accesos a playas y obstruyendo el
paso a propietarios y poseedores, así como al pueblo
en general, como ocurre en los casos de Chacala, El
Playón, El Monteón y El Capomo, todos ellos del municipio
de Compostela, Nayarit, con la complacencia de las autoridades
locales y estatales.
Además, nadie asume estos actos; de nadie es la orden
de que una policía permanente nos niegue el acceso a las playas,
y tampoco de nadie son las órdenes de desalojo, intimidación,
amenazas y torturas que se cometen.

Exigimos:
–Alto a la privatización de las playas y de los
espacios públicos establecidos en ellas.
–Fuera la policía pública y privada de las
playas de Nayarit.
–Libre acceso a las costas nayaritas que son
propiedad de la nación.
–Alto a la intimidación, despojo y tortura
en las playas del Monteón, Chacala, El Playón
y El Capomo, del municipio de Compostela,
Nayarit.
–Auditoría y revisión del Decreto de
Expropiación emitido el 18 de noviembre de
1970.
–Auditoría al Fideicomiso Bahía de
Banderas (Fibba).
–Respeto irrestricto a los derechos humanos
individuales, económicos, sociales y
ambientales de los habitantes de la costa de
Nayarit.
–Respeto a la integridad física y moral
de Flavio Gómez, Laura del Valle, Javier Torres
Landa, Leobardo Muñoz Salazar, Juan Franco,
Alejandro Valle, Sergio Montes Virgen y César
Osvaldo Valle Robles.

Atentamente

Comisión Mexicana de Defensa y Promoción
de los Derechos Humanos, A.C.; Greenpeace
México; Red Manglar Internacional; Red
Manglar México; ALIANZA de la Costa Verde;
Alianza para la Protección del Desarrollo de la
Costa de Chila; Grupo Ecológico Manglar, A.C.;
Instituto de Derecho Ambiental, A.C.; Mujeres
Unidas por Bahía de Banderas, A.C.; Asociación
de Colonos del Playón, A.C.; Desarrollo
Comunitario y Conservación de la Naturaleza
Nuestra Tierra, A.C.; Ejidatarios de la Peñita de
Jaltemba; Ejidatarios de Capomo, Municipio de
Compostela; Ejidatarios de José María Morelos
y Campo Acosta, del Municipio de Tomatlán,
Jalisco; Bios Iguana; La Ventana; Investigación
y Divulgación Científica para el Desarrollo
Regional, A.C.; Red de Organizaciones y Grupos
Ambientalistas de Zihuatanejo (ROGAZ);
Terramar y Foro en Defensa de la Zona Costera
de Ceará (FDZCC), de Brasil; Comité por la
Defensa de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca,
de Honduras, y Coordinadora Nacional para la
Defensa del Ecosistema Manglar de Ecuador.