martes, 14 de septiembre de 2010

RIVIERA NAYARIT, ENTRE LA REALIDAD Y EL DESEO. Silencio ominoso del Gobierno de NAYARIT.

(I) LA SITUACIÓN ACTUAL

Al perder siete posiciones respecto al índice 2008, Nayarit ahora ocupa la posición 23 del Índice de Competitividad Estatal 2010 del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) (1). Los resultados de las agencias internacionales de calificación crediticia y el análisis del IMCO ponen en evidencia la ineficiencia de la administración actual.

Debilidades de Nayarit.
En el 2008, Nayarit sufrió una reducción en su calificación crediticia por Moody’s. Apenas en el mes de julio de este año (2010), Standard & Poor's (S&P´s) bajó la calificación de Nayarit ante la debilidad mostrada en el desempeño de sus finanzas, que ha incidido negativamente en su nivel de endeudamiento y en su posición de liquidez. "Nuestra expectativa es que el desempeño presupuestal del estado continuará presionado en el mediano plazo, lo cual podría impactar negativamente en sus niveles de endeudamiento y en su posición de liquidez", manifiesta S&P´s. Esto significa que su calificación podría modificarse aun más a la baja en los próximos años. Las principales razones para este cambio radican en el incremento de su deuda y su alta dependencia de los recursos federales. La autonomía fiscal de Nayarit se encuentra por debajo del promedio nacional, pues solamente recauda alrededor de 4% de sus ingresos localmente. Debido a sus obligaciones adquiridas de gasto, Nayarit presenta liquidez limitada, lo que lo obliga a recurrir a líneas de crédito (más caras) de corto plazo. Esto se debe a que una gran cantidad de sus recursos se destinan al pago de nómina y al gasto corriente. Al incluir el pago a maestros federalizados y a otras transferencias salariales, se estima que cerca del 70% de sus egresos se destinan a gasto en nómina.

El mayor problema que tiene que enfrentar Nayarit es el costo de su burocracia. De acuerdo al IMCO, en los últimos cinco años, el gasto corriente aumentó 32% en términos reales debido a la mayor contratación de personal. Uno de los aumentos más importantes ha sido el de servicios generales que creció 110% en términos reales en los últimos cinco años, en parte por promoción turística, así como operativos de seguridad. Debido al aumento de sus obligaciones de deuda, también existe una presión importante del porcentaje de sus egresos que destina al servicio de la deuda. Todo esto podría ocasionar que su calificación crediticia sea nuevamente revisada a la baja.

Fortalezas de Nayarit. Cabe mencionar que el Índice de Competitividad Estatal del IMCO solamente incluye datos al corte de 2008. En su reciente publicación, el IMCO, entre otras, menciona Nayarit con fortalezas (relativas) en el ramo ambiente. Se considera a Nayarit como un estado con menores emisiones y más fuentes de energía limpia. Esto no sorprende en vista de la ausencia casi total de industria y la muy discutida construcción masiva de hidroeléctricas en el territorio del estado.
El IMCO también menciona a Nayarit como segundo estado con más áreas naturales protegidas y menos emergencias ambientales. Lo primero es muy relativo en vista de la ola de cambios de uso de suelo en los municipios del estado, que convierten bosque protegido en áreas para desarrollo turístico. Como consecuencia de una política agresiva de desarrollo turístico con la creación de la marca RIVIERA NAYARIT, se realizaron cambios a la Ley de Asentamientos Humanos del Estado en 2007 que facilitan los cambios de uso de suelo en los municipios. Lamentablemente las emergencias ambientales se han hecho presentes en las primeras semanas de sept. 2010.
En vista de la reducción significativa de los ingresos en la actividad turística en 2009 y 2010, también la supuesta fortaleza que menciona el IMCO: “Nayarit presenta una calificación crediticia relativamente elevada proveniente de este ramo” ya es historia. De esta manera se agravará la problemática del sobre-endeudamiento.

RESUMEN: Nayarit representa un modelo de un desarrollo NO-sustentable y muestra una creciente dependencia de la "mono-economía" turismo, que lleva a una posición insana y arriesgada. En el área del desarrollo turístico federal, los conceptos que justifican las inversiones de FONATUR en su CIP Riviera Nayarit en Litibú y en El Capomo son obsoletos (2). Tampoco los conceptos estatales en este ramo son internacionalmente competitivos. Además tienen una marcada tendencia a favorecer el desarrollo turístico inmobiliario altamente especulativo. En este sentido la política estatal de desarrollo parece doblemente arriesgada. Aumentar la nómina de la administración estatal en los últimos años de manera tan sustancial y al mismo tiempo perder siete posiciones en competitividad, significa que la administración actual del estado es poco eficiente.
Tal vez esta es la causa de que no se escucha nada del triunfalismo del gobierno estatal que hasta ahora era común después de cada publicación del IMCO. No hay nada que festejar. Hay mucho que reflexionar.

NOTAS:

(1) http://imco.org.mx/ El IMCO define la competitividad como la capacidad para atraer y retener inversiones y talento. Para elaborar el Índice de Competitividad Estatal 2010, que evalúa a las 32 entidades del país, se consideran 120 indicadores agrupados en 10 factores. Índice de Competitividad Estatal 2010 del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C.

(2) FONATUR
http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/03/fonatur-empresa-socialmente.html

No hay comentarios: