martes, 5 de octubre de 2010

BAHIA DE BANDERAS: El turismo manda. Los pobladores damnificados del municipio sufren.

Bahía de Banderas fuera de los apoyos del FONDEN.

En una nota de Antonio Retes en LA EXPLOSIVA del 03 de octubre se alude a que el sector empresarial turístico de Bahía de Banderas había hecho notar a la administración pública del municipio Bahía de Banderas “ la no conveniencia” a que la zona de Higuera Blanca-Sayulita-San Pancho se declara como zona de desastre, porque “dañaba la imágen del municipio” y se consideraba propaganda negativa para el turismo.

A pesar de las gestiones del Congreso y Gobierno del Estado de Nayarit para acceder a los recursos del FONDEN para los municipios de San Blas, Bahía de Banderas y Compostela, la Secretaría de Gobernación dictaminó que Bahía de Banderas quedaba fuera.

Al alcalde de Bahía de Banderas no le quedó más que ser “respetuoso de las decisiones del FONDEN”, .... y de las decisiones de los empresarios del turismo.

ver más en http://www.laexplosiva.com/principal/index.php/2010/10/bahia-de-banderas-fuera-de-los-apoyos-de-fonden/

Para la propuesta de la ALIANZA de la Costa Verde para un Desarrollo Diversificado ver

http://rivieranayaritnuestra.blogspot.com/2010/09/acerca-de-la-competividad-del-estado_2192.html

1 comentario:

LovisLovis dijo...

ARTICULO de Antonio Retes en EL FARO, La Explosiva 590, 30 Sept. 2010

http://www.laexplosiva.com/principal/index.php/2010/09/temporada-baja-igual-a-desempleo-y-caida-de-ventas-en-bahia-de-banderas/

En Bahía de Banderas hay vacas flacas.

No solamente en lo político, en que no figuran los cuadros prometedores y solamente se miran jaloneos rumbo al proceso político electoral del 2011, sino que las familias, los hogares de Bahía de Banderas restringen al tope de lo humanitario en ocasiones, su estilo de vida llegando a la supervivencia, debido a las pocas entradas de dinero que llegan en esta temporada baja, y que en ocasiones ni siquiera llegan.

Hay soluciones parciales que alivian por momentos a los puntos con mayor crisis, como los poblados siniestrados por las tormentas de hace poco más de tres semanas que devastaron Sayulita, Higuera Blanca, La Compuerta y San Pancho principalmente. Ante el inconveniente según la óptica del sector hotelero de declarar zona de emergencia al municipio de Bahía de Banderas, no llegaron recursos federales, más que un tibio plan de empleo temporal por parte de la SEDESOL, que no se compara los 500 pesos por familia que se les están otorgando, contra el dejar de ganar de 1000 a 1500 pesos por semana a los choferes de taxi que tienen encerrados sus vehículos en San Pancho al quedarse sin puente vehicular, o aquellos que están desempleados.

A Bahía de Banderas y sus comunidades, este año le llovió sobre mojado. Vale la pena revisar la política social para orientar la economía básica, la de pie a tierra, la del ciudadano común y corriente para crear nuevas áreas de oportunidad y empleo, y no sepultar en un ambiente político electoral, el de por sí ahogado grito de auxilio de muchas familias en la región durante los meses de baja afluencia del turismo nacional e internacional.